ALREDEDORES

Desde la colina donde se levanta el Castillo de Fulignano, se puede admirar un paisaje majestuoso y conmovedor durante todas las estaciones. Las vistas abarcan 360°, sin interrupciones, desde los Alpes Apuanos al Noroeste, a los Apeninos de Pistoia con la cima del Abetone al norte, la cadena del Pratomagno al este, hasta el Monte Maggio al sur y el Monte Miccioli con sus colinas que descienden hasta el mar al oeste. Los pequeños burgos antiguos, las iglesias, las fincas agrícolas esparcidas sobre las colinas, los viñedos y los olivares, los bosques de robles y encinas completan este panorama impresionante.

Y para el turista atento, non se encuentran solamente las perlas de arte conocidas en todo el mundo como San Gimignano, Volterra, Siena o la misma Certaldo, ciudad natal del poeta Boccaccio. Nosotros nos ocuparemos de que vosotros descubráis otras maravillas de esta Toscana, pequeños tesoros que encontraréis apenas se abandonan las rutas más famosas de las guías turísticas.


La Francigena

A pocos kilómetros se puede llegar también andando a través de paisajes encantadores a la Iglesia renacentista de Pancole, protagonista de una antigua leyenda, bombardeada durante la última guerra y nombrada en 2000 Iglesia Jubilar, encontrándose en el camino colinar de la Via Francigena;

caminad otro poco y encontraréis la Parroquia de Cellole bella iglesia románica escondida entre los cipreses; podéis coger vuestro coche y a 12 kms llegar a la “Jerusalén de Italia”, es decir el sugestivo convento franciscano de San Vivaldo con sus 18 capillas votivas, decoradas con espléndidas terracotas de tradición robbiana.


Hacia Siena

En dirección opuesta a apenas unos 12 kms encontramos Colle Val d'Elsa, la ciudad del cristal, con su sugestivo baluarte medieval y el castillo; la zona arqueológica de Dometaia con sus intrigantes tumbas etruscas descubiertas recientemente, un salto en la arquitectura castelar más clásica con una visita a la hermosa Monteriggioni, y a la Roca di Staggia que perteneció antiguamente a la misma familia noble propietaria del Castillo de Fulignano; entre estos dos tesoros, podéis deteneros en Abbadia Isola, uno de los más antiguos asentamientos humanos de la región, con su austera pero bellísima iglesia románica.


Siena

Y llegáis por fin a Siena, que en todas las estaciones del año os recibirá con su magnificencia y su generosidad de arte y belleza: “Cor magis tibi Sena pandit” se puede leer, y no es casual, sobre el arco de la Puerta Camollia para recibir al visitante que llega desde todos lados para conocer los secretos de esta maravilla, Patrimonio Mundial de la Humanidad de la UNESCO.

En el horizonte de la ciudad medieval se perfila la Catedral, una de las más importantes de Italia por cantidad y calidad de los artistas que en ella han trabajado dejando un patrimonio de obras de arte incalculable, algunas de ellas se pueden observar en el Museo de la Obra de la Catedral (la “Maestà” de Duccio de Buoninsegna entre otras). El espectáculo de arte continúa luego en el espléndido nuevo Museo que ocupa la antigua estructura del antiguo Hospital de Santa Maria Della Scala (¿sabíais que recibía enfermos y peregrinos desde el siglo X? ¿Y que en sus subterráneos existe aún el trazado de un camino romano, además de la sede del riquísimo Museo Arqueológico de Siena).

Y naturalmente se puede llegar a la espectacular Plaza del Campo una de las más bellas plazas de Italia, y aquí, los ojos y el corazón se llenarán de belleza. En el Palacio Público (Ayuntamiento) se puede admirar el áulico fresco de la “Maestà” de Simone Martini, el célebre “Guidoriccio de Fogliano” del mismo Martini y el espectacular ciclo de frescos de la “Alegoría del Buen y del Mal Gobierno”, de Ambrogio Lorenzetti, el primer ciclo profano de la historia del arte. Si no estáis cansados aún, podéis subir hasta la cima de la Torre del Mangia y gozar de las vistas incomparables.

Muchas otras maravillas quedan por descubrir: contadnos cuáles son vuestros intereses,estaremos muy contentos de aconsejaros itinerarios interesantes e inolvidables.





CASTELLO DI FULIGNANO S.r.l. info@castellodifulignano.it